Saltar al contenido

7 cosas que nunca debes hacer con un caballo

enero 31, 2021

Aprender caballos no es un proceso rápido y fácil, sin importar lo que le digan los diferentes libros, videos o sitios web. Tampoco está todo envuelto en misterio, y puedes aprender esto con tu caballo, y hacerlo con un entrenador o entrenador competente es la forma más inteligente. Hay muchas formas diferentes de cuidar, manejar y entrenar a un caballo, pero hay algunas cosas básicas que nunca debes permitirle.

01-Átelos y deje que “piensen”

Dejar que un caballo “piense” en las cosas muestra una falta de comprensión sobre cómo aprenden los caballos. Los caballos viven el momento. No entienden que tu disgusto con ellos se debe a algo que pasó hace una hora, o incluso hace 10 minutos. No pueden razonar así. Atar un caballo cerca de una pared al sol o al frío para que no pueda moverse ni ver nada más, o con la cabeza atada en alto o bajo, no es probable que produzca nada más que un caballo incómodo.

02- Retener comida o agua

Lamentablemente, hay entrenadores que piensan que es aceptable retener la comida o el agua para “castigar” a un caballo. Al no alimentarlo, esperan que tenga menos energía para resistirlos y volverse más dóciles. Esto puede parecer un atajo para un caballo obediente. Pero, es contrario a una buena crianza de caballos y un mal método de “entrenamiento”.

03- Sacuda las riendas

Castigar cualquier comportamiento no deseado como sacudir o agitar las riendas o la cuerda de plomo será contraproducente. Cada vez que haces algo que hace que tu caballo levante la cabeza y evite el contacto del bocado o incluso del cabestro, no está aprendiendo, solo está reaccionando para evitar la presión.

04- Dar un grito

Una reprimenda verbal en el momento oportuno podría interrumpir un comportamiento no deseado en su caballo. O puede que no. Pero un ataque de gritos ciertamente solo lo confundirá y quizás lo asustará. Levantar la voz es una cosa, pero tener una rabieta verbal, además de hacerte parecer ridículo ante cualquier espectador humano, no ayudará a tu relación con tu caballo.

05- Uso de un látigo

Un látigo es una herramienta útil para indicarle a su caballo y, si se usa correctamente, es una extensión de su brazo o pierna. Los látigos vienen en muchas variedades y reciben muchos nombres diferentes, y todos deben usarse para el mismo propósito, pero nunca se debe usar un látigo para castigar a un caballo. Golpear a un caballo simplemente lo confunde y lo asusta. Esto es contrario al desarrollo de un caballo dispuesto.

06- Ignore cualquiera de sus necesidades

Los caballos tienen algunas necesidades básicas de comida, agua, refugio y compañía. Ignore cualquiera de estos y tendrá un caballo infeliz o insalubre. Aprenda cuáles son las necesidades básicas de los caballos  y prepárese para proporcionarlas para cada caballo que tenga.

07- Castigar las conductas habituales

Los caballos no deciden desarrollar comportamientos estereotipados. Solo reaccionan a las presiones del entorno que les rodea. Puede irritarse porque su caballo esté tejiendo o caminando en el establo , o cualquier otro hábito que haya formado. No importa lo que hagas para castigar al caballo, no cambiará ni detendrá el hábito. Tu caballo no podrá establecer la conexión entre su hábito y tu reacción. Debido a que muchos comportamientos no deseados son causados ​​por el estrés , el castigo puede contribuir al hábito. En su lugar, aprenda a lidiar con los estereotipos de su caballo aprendiendo qué los causa y tomando medidas para minimizar los factores desencadenantes.