Saltar al contenido

Cómo elegir la propiedad adecuada para la cría de caballos

enero 27, 2021

¿Sueñas con ser dueño de tu propio establo, o quizás simplemente tener un lugar donde puedas tener tus caballos en el patio trasero? Hay muchas cosas a tener en cuenta al comprar una propiedad para caballos. Aquí hay algunas cosas que debe tener en cuenta al buscar el hogar perfecto para usted y su caballo.

01- Localización

Esto puede parecer obvio, pero la ubicación de su nuevo hogar en comparación con el lugar donde trabaja y donde compra es un factor importante a la hora de elegir una propiedad para caballos. Viajar al trabajo requiere mucho dinero y tiempo. El tiempo a solas le permitirá pasar menos tiempo con los caballos y menos tiempo para mantener la propiedad más sustancial en la que vive. Incluso ir de compras puede convertirse en un trabajo más difícil si necesita viajar lejos para comprar alimentos. También considere la distancia de cosas como proveedores de atención médica, entretenimiento, bancos y otros servicios.

Si se ha desviado del camino roto, esta franja de una milla de largo puede parecer al principio mágicamente aislada, pero ¿llegará a tiempo al trabajo, o el veterinario y el herrero podrán entrar si nieva en el invierno, o no? lluvia intensamente bajo el agua? ¿Será un camino estrecho y sinuoso con zanjas empinadas una pesadilla si necesita traer un remolque para caballos o un camión de heno? La elección de la ubicación también es crucial ciclistas que quieren un fácil acceso a las rutas.

02- Superficie en acres

En muchas áreas, habrá estatutos que regirán cuántos caballos puede tener por acre. Las leyes de este tipo existen por varias razones, pero principalmente son para apoyar el uso saludable de la tierra y prevenir el hacinamiento. Incluso sin las leyes, la superficie de pasto recomendada para mantener a un caballo es de 2.5 acres.

Si su suelo es rocoso, seco o pantanoso, la superficie cultivada no importará porque no habrá buenos pastos, pero sus caballos aún necesitarán mucho espacio para moverse.

En propiedades más pequeñas, seguramente tendrá que complementar la dieta de su caballo con un buen heno  para compensar la falta de pasto. Por lo tanto, investigue un poco para estar al tanto de las leyes que dictan cuántos caballos y otros animales puede tener.

03- Zonificación

La zonificación de la tierra puede limitar el tipo de animales que puede tener en una propiedad. Aunque puede considerar a su caballo como un animal de compañía, es probable que los estatutos de zonificación lo vean como ganado. Los estatutos de zonificación pueden modificarse, pero debe investigar cuidadosamente sus ordenanzas locales. Algunas secciones de su nueva propiedad pueden estar designadas como “Protegidas por el medio ambiente”. Esto significa que esas áreas no se pueden tocar, lo que incluye despejar un camino para las cercas, sacar madera muerta para hacer hogueras o quitar árboles muertos.

04- Geografía

¡Las laderas empinadas o los pantanos no son buenos pastos para caballos! Preste atención a los puntos bajos u otras geografías problemáticas en su posible propiedad de caballos.

Examine la propiedad potencial de caballos en busca de tierras propensas a inundarse por las llanuras de inundación de los ríos, áreas bajas que son áreas de captación de lluvia, acantilados, áreas de grava, suelo muy ácido o falta de lugares planos donde pueda colocar edificios, áreas de estacionamiento y un paseo anillo.

05- Vida vegetal

Los pastos sin mantenimiento se ven verdes y exuberantes desde la distancia, pero en una inspección más cercana están llenos de malezas indeseables. ¿Hay muchas plantas nocivas ?

Aunque los robles rojos son hermosos a la vista, sus hojas son venenosas para los caballos. Puede ser posible evitar el problema ubicando los potreros y establos lejos de los árboles, y para eso, es posible que desee planificar con anticipación.

06- Mantenimiento

Si bien ser propietario de una propiedad más grande es muy atractivo, sepa que también está comprando mucho más trabajo. Inspeccione las cercas existentes y el edificio por seguridad. Revise cosas como tuberías de agua y electricidad en graneros o cobertizos. Toma nota del estado de los techos. Revise los pisos y los cimientos de los graneros viejos; los graneros viejos y usados ​​soportan los años mejor que los graneros vacíos. Descubra las áreas potencialmente problemáticas para que pueda planificar la solución o dejar pasar la propiedad con confianza.

07- Vecinos

Revisa a los vecinos. Con suerte, tendrá vecinos amantes de los caballos que son tranquilos y nunca toman prestados equipos de jardinería. Puede ser difícil conocer a los vecinos, pero podrá echar un vistazo rápido a su propiedad al menos para tener una idea de con quién podría estar tratando.