Saltar al contenido

Cómo entrenar a un caballo o pony en el cuello del Rin

febrero 10, 2021

La capacidad de controlar caballos con una mano es una habilidad útil. Contener el cuello hace cosas como abrir la puerta lentamente, cargar cualquier cosa o alejar las moscas mientras camina por el sendero. La sujeción del cuello también es divertida, segura y fácil, razón por la que puedes entrenar a un caballo incluso si no eres un jinete perfecto.

Toma tiempo: Unos días dependiendo de tu habilidad y de la rapidez con la que aprende tu caballo.

Así es cómo:

    1. Montar: Súbete al caballo, sujeta las riendas con cada mano como de costumbre y comienza con la caminata. Si estás acostumbrado a patinar por contacto, sintiendo siempre la tensión en las riendas, tendrás que aflojar un poco las riendas. Entonces, cuando pone las riendas en su cuello, tampoco tira accidentalmente del bocado. Desea que el caballo guíe su morro hacia el giro en lugar de inclinar la cabeza hacia afuera.
    2. Empiece a guiar al caballo: Vaya en línea recta, luego gire el ángulo agudo en un ángulo de aproximadamente 90 grados. Cuando gira el palo de esquina con las riendas interiores, su asiento y patas ayudan como de costumbre, pero aplique las riendas exteriores al cuello del caballo. Levanta la mano para que la correa quede alineada clara y positivamente con la mitad de tu cuello.
    3. Haga comentarios consecutivos: Cuando salga de la curva, vuelva a colocar las manos en la posición vertical normal. Tenga cuidado de no tirar de las riendas que pone en el cuello del caballo, ya que puede avergonzarlo.
    4. Acortar sesiones: Haga muchos giros, a menudo cambiando de dirección. Visualice cómo y dónde quiere hacer sus giros cada vez que esté de inmediato. Intente hacer esto durante unos 15 minutos durante unos días. Varias sesiones cortas serán más efectivas que una sesión larga. No siga el mismo patrón cada vez que monte, ya que puede encontrar que su caballo está estudiando el patrón e ignorando las ayudas en el cuello.

 

    1. Reordenar las señales: Después de algunas sesiones, primero intente hacer una señal antes de tocar la broca. Suelta cualquier contacto con el murciélago tan pronto como el caballo entre en el giro, pero deja las riendas alrededor de tu cuello hasta que quieras detener el giro. Cuando el caballo se salga de la curva, apriete ligeramente la correa interior para recordarle la dirección. Siga haciendo esto durante algunas sesiones más.
    2. Sostén las riendas con una mano: Si su caballo responde constantemente a la señal del cuello, ya no necesitará golpear el interior. Sostén las riendas con una mano. Tradicionalmente posee el cuello con tu mano dominante. Esto deja a la mano dominante la oportunidad de trabajar con el lazo o abrir la puerta. Sin embargo, si no saltas sobre el ganado y encuentras algunas puertas, puedes usar la mano que quieras.
    3. Se paciente: Sea paciente con su caballo, algunos aprenden rápido y otros se toman un tiempo extra para aprender sus lecciones. Asimismo, te estás enseñando a ti mismo al mismo tiempo. Ve despacio y hazlo paso a paso. Una vez que se domina la réplica del cuello y se puede girar suavemente, es necesario practicar algunas veces.

 

Consejos:

  1. La correa interior dirige al caballo en la dirección en la que desea ir y se llama correa de plomo. La palanca interior o principal en el giro a la izquierda es la correa izquierda, y en el giro derecho, la correa interna o principal es la derecha.
  2. Ya sea que controle con una mano o dos, sus piernas y cuerpo son una parte importante de la señal. No te concentres tanto en tus manos como para olvidar todo lo demás.
  3. Lo más probable es que su caballo esté más atento si trabaja en un ring cercado o en una arena. Algunos caballos odian estar en el ring. Trabaje donde se sienta seguro y su caballo estará más atento.
  4. Ve con la intención. Si tiende a ser vago o soñador, su caballo se dará cuenta rápidamente de su descuido e inconsistencia y no tomará sus órdenes en serio.
  5. Deberá trabajar en ángulos bastante agudos en lugar de giros graduales o circulares para que el caballo sepa que está haciendo un cierto giro y no vagamente vagando.

Que necesitas:

  • Su caballo, silla y brida: el tipo de pieza no importa.
  • Un ring, arena o lugar donde te sientas seguro mientras tu caballo está atento.