Saltar al contenido

Cómo tratar la sarna en caballos

febrero 7, 2021

Sarna – es una afección cutánea causada por garrapatas. Rara vez en los Estados Unidos, la sarna es una afección extremadamente irritante y que pica, y las infestaciones graves de garrapatas pueden dañar la piel. Siga leyendo para obtener más información sobre esta afección de la piel y qué hacer al respecto.

¿Qué es Mang?

Mang se refiere a la reacción de la piel de un caballo a ciertos tipos de ácaros que se alimentan perforando o enterrando la piel de un caballo, según el tipo de garrapata y el consumo de líquido. En los caballos, hay varios tipos diferentes de sarna, que incluyen corióptica (pierna), sarcóptica y demodicosis.

Signos de sarna en caballos

Los síntomas suelen ser muy obvios y son más comunes en los meses más fríos, cuando el pelaje más largo del caballo proporciona un hogar cálido y acogedor para las garrapatas.

  • Las áreas afectadas por la sarna llorarán líquido, volviéndose secas, costrosas, engrosadas y rojas.
  • El caballo picará mucho y para aliviar la picazón, puede patear, pisotear, patinar, morderse o frotarse contra cercas o árboles, causando más daño en la piel.
  • Si no se trata, la piel se volverá más gruesa e inflamada de forma crónica, lo que hará que el caballo pierda su condición.

Causas del manga

La sarna es una afección de la piel causada por ácaros microscópicos. Las garrapatas son ectoparásitos del pulpo que entierran o muerden la piel de un caballo y causan picazón intensa. El manga puede ser anatómico y transmitido a miembros de su familia por una persona o un animal. Durante años, la sarna en los caballos fue una enfermedad de declaración obligatoria, lo que significa que el gobierno federal debía ser alertado cuando un veterinario diagnosticaba la infección. Sin embargo, a partir de 2006, esta condición es rara en caballos en los Estados Unidos. Los caballos muy jóvenes, los caballos más viejos y los caballos en mal estado tienen más probabilidades de verse afectados por la sarna.

Algunos tipos de ácaros tienen predisposición a ciertos lugares del cuerpo. Algunas garrapatas prefieren el área de la oreja, mechones, petos, entre las piernas o en cualquier otra parte del cuerpo. Un tipo específico de garrapata se llama Hariopty causa sarna corióptica, también conocida en caballos como pierna, como se ve en caballos con corrientes de aire y corrientes de aire con largas plumas en las patas. Este tipo de sarna puede causar hinchazón y cojera severas. En los seres humanos, los perros y los gatos se llama otra garrapata específica. Sarcápticos, causa lo que a veces se llama sarna. Solamente Sarcápticos, sin embargo, causa esta enfermedad zoonótica y es rara en caballos.

La sarna puede transmitirse fácilmente de un caballo a otro durante el contacto físico, y el ácaro de la sarna puede vivir durante un corto período de tiempo en condiciones cálidas y húmedas, como almohadillas, mantas o claveles y otras cosas con las que el caballo puede entrar en contacto.

Tratamiento

Las garrapatas son diagnosticadas por un veterinario que raspará la piel infectada y usará un microscopio para examinar las garrapatas.

Una vez que se identifican los ácaros, el caballo será tratado con un lavado con acaricida y se puede recomendar el control interno de parásitos como la ivermectina. Es posible que deba repetir el tratamiento y tendrá que estar atento para controlar a todos los miembros de la manada porque las garrapatas pueden completar su ciclo de vida en unas pocas semanas.

Dado que los ácaros pueden persistir en un caballo por un corto tiempo Los cepillos, pegajosos y duraderos, deben lavarse para evitar una mayor propagación. Es importante usar guantes durante el tratamiento y tener cuidado de no transmitir garrapatas a otros animales. Es mejor trabajar con un veterinario para mantener los ácaros completamente limpios.

Cómo prevenir la sarna

Manteniendo el tuyo un caballo en buen estado de salud es la clave para evitar muchos problemas. Es una buena idea que cada caballo tenga sus propios alfileres y cepillos. Cualquier caballo nuevo que se lleve al establo debe inspeccionarse cuidadosamente y mantenerse separado si hay problemas de salud. Si sospecha sarna u otro problema de la piel, limpie todos los cepillos y cepillos con un aerosol adecuado o lávelos y siga la higiene (guantes y lavado de manos) para evitar que se propaguen.

Debido a que algunos tipos de sarna son una enfermedad anatómica, pueden transmitirse a aquellos animales o personas que entren en contacto con un caballo. Cualquiera que trate con caballos con sarna debe usar guantes y lavar todo el equipo para evitar la transmisión de garrapatas a otras personas o mascotas. Pueden pasar varias semanas desde el contacto hasta los primeros signos de una garrapata. Incluso si solo un caballo de la manada tiene sarna, el resto debe ser monitoreado para detectar signos clínicos de infección.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para problemas de salud, siempre consulte a un veterinario, ya que él ha examinado a su mascota, conoce el historial de salud de su mascota y puede darle los mejores consejos.