Saltar al contenido

Cómo tratar las infecciones oculares y las lesiones de los caballos

febrero 10, 2021

Las lesiones y las infecciones oculares son comunes en los caballos, dado su gran tamaño y visibilidad. Esta es solo una de las razones por las que debe controlar los caballos, y no solo por las cercas de los pastos, al menos dos veces al día.

Con tratamiento quirúrgico, muchos problemas oculares se pueden controlar en unos pocos días. En la mayoría de los casos, un veterinario debe revisar el ojo, pero la mayoría de los tratamientos se pueden realizar en casa.

¿Qué es una infección ocular en caballos?

Los problemas oculares más comunes en los caballos son las infecciones bacterianas y las lesiones traumáticas.

Los problemas oculares que no se tratan pueden volverse muy desagradables muy rápidamente. Los problemas menores pueden incluso provocar ceguera si no se tratan. Si el ojo está gravemente infectado, las estructuras del ojo pueden erosionarse hasta destruir todo el ojo. Los problemas oculares también son muy dolorosos y deben tratarse lo antes posible para el bienestar de los animales.

 

Síntomas de infecciones oculares en caballos

Los ojos de su caballo deben ser claros, brillantes, los párpados apretados y el interior de la gorra de color rosa pálido y húmedo. El desgarro debe ser mínimo, tal vez solo una gota en el rabillo del ojo. A veces, cuando hay un viento seco y polvoriento, los ojos de un caballo pueden correr un poco como los tuyos.

Los síntomas que requieren tratamiento incluyen:

  • Párpados cortados o rasgados
  • Párpados hinchados
  • Daño obvio al ojo mismo
  • Película blanca en todo el ojo o en puntos
  • Ojo rojo o inflamado o cualquier tejido circundante, incluida la esclerótica y los párpados blancos
  • Las lágrimas corren por la cara del caballo, lo que puede indicar una superposición del conducto lagrimal.
  • Secreciones ricas que no sean un chorro fino parecido a una lágrima
  • Tumores que crecen en el párpado o alrededor de él.
  • Los potros se dibujan debajo de los párpados, lo que hace que las pestañas se froten contra el ojo.

 

Causas de las infecciones oculares.

Los caballos pueden infectarse con una infección ocular después de que ingrese un objeto extraño. Si la superficie del ojo se ha rayado, las bacterias ambientales pueden infectarlo rápidamente. Esto hará que el ojo del caballo se vuelva turbio y rojo. El caballo probablemente entrecerrará los ojos y se desgarrará con fuerza, y es posible que se muestre reacio a dejarte mirar más de cerca. Estos tipos de infecciones deben ser controlados por un veterinario que le recetará una pomada antibiótica y posiblemente otros tratamientos para la infección y ayude a curar el ojo.

La uveítis recurrente es otra infección ocular mucho más grave en los caballos que puede provocar ceguera si no se trata.UEsta condición, también conocida como “ceguera mensual”, puede tener varias causas. Los estudios han demostrado que la causa puede ser una enfermedad bacteriana llamada leptospirosis, aunque se sospecha que existen otras causas.

Los signos de uveítis incluyen entrecerrar los ojos e hipersensibilidad a la luz, opacidad de los ojos y dolor ocular. Los síntomas pueden empeorar y luego disminuir, solo para reaparecer.

Infección por parásitos. Telasia, también conocido como globo ocular, también es la causa de la enfermedad ocular del caballo.ULos caballos se infectan con este parásito a través de moscas. Los gusanos delgados se pueden visualizar en los ojos. El veterinario deberá eliminar los gusanos del ojo del caballo con instrumentos quirúrgicos (generalmente fórceps) mientras el animal está en estado de sedación. Afortunadamente, en los Estados Unidos, estas infecciones parasitarias son raras en los caballos.

 

Tratamiento

Si su caballo tiene una lesión o infección en el ojo, llame a su veterinario lo antes posible. El tratamiento oportuno es la clave para un resultado exitoso de cualquier problema ocular. Mientras espera al veterinario, esto es lo que puede hacer para ayudar al caballo:UU

  • Las redes para los ojos y la cara pueden ayudar a mantener alejadas a las moscas; No se pueden evitar las máscaras y los velos, ya que pueden frotar los ojos.
  • Si es posible, mantenga al caballo en una luz tenue, como un establo, hasta que llegue el veterinario.

El veterinario probablemente calmará a su caballo para un examen ocular completo. No intente forzar al caballo a abrir los ojos, ya que el caballo puede avergonzarse de su cabeza si le duele el ojo. Las lágrimas y las lágrimas en los párpados de los caballos deben ser realizadas por un veterinario para que el párpado se pueda suturar si es necesario. El veterinario también comprueba si hay daños en la córnea y cualquier cosa que pueda entrar en el ojo (astillas, saltamontes o granos de arena). Un veterinario puede evaluar su salud visual en general y posiblemente ver problemas que no son obvios para el ojo inexperto.

Si se diagnostica una infección, es probable que su veterinario le dé una pomada o gel para aplicar en su ojo varias veces al día.UEn algunos casos, puede sacar una botella de sangre de caballo y hacer de ella una solución con la que irrigarás el ojo; El suero de su propio caballo actúa como agente curativo para los tejidos oculares. Con todos los medicamentos, asegúrese de seguir las instrucciones de su veterinario en la hoja y de estar meticulosamente limpio aplicando vendajes o ungüentos.

 

Cuidados en el hogar

Solo porque haya notado una mejora significativa en unos pocos días, no deje de tomar el medicamento hasta que termine el ciclo completo. La interrupción del tratamiento hasta la curación completa de la infección o lesión puede hacer que la infección vuelva a estallar y puede resultar en más daño.

Cuando trabaje con un caballo con problemas oculares, sepa que puede oscurecer la visión y ser un poco más abrupto de lo habitual. Habla en voz baja para que el caballo no te sorprenda cuando subas por el “lado ciego”.

 

Cómo prevenir infecciones y lesiones oculares

El entorno de su caballo debe ser lo más polvoriento posible. Cuando el heno está polvoriento o el lecho está muy seco y polvoriento, humedézcalo o use otro alimento o lecho. Asegúrese de que los bordes afilados de estanques, edificios de metal, cercas u otros obstáculos estén cubiertos o sean inaccesibles. Mata o saca los clavos viejos que puedan estar sobresaliendo de las cercas u otras estructuras.

Tener cuidado de hacer que la casa de su caballo sea lo más segura posible ayudará a prevenir lesiones oculares accidentales.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para problemas de salud, siempre consulte a un veterinario, ya que él ha examinado a su mascota, conoce el historial de salud de su mascota y puede darle los mejores consejos.