Saltar al contenido

Tiña en caballos

enero 31, 2021

Tiña en caballos

Hay muchas cosas que le gustaría compartir con su caballo. La tiña no es uno de ellos. Esta dermatitis puede afectar a todo tipo de criaturas: perros, gatos, caballos y por supuesto personas. Afortunadamente, aunque se ve desagradable y su caballo puede sentirse incómodo, la tiña es bastante fácil de tratar y, si se cura de inmediato, es desagradable pero no muy dañina. Si realmente sucedió, es fácil de entender.

Nombres

Tiña, tiña o dermatofitosis en caballos.

Razones

El nombre de tiña sugiere que esta forma de dermatitis en caballos es causada por gusanos. De hecho, la tiña es causada por un hongo. No tiene nada que ver con los gusanos, ni interna ni externamente. A la tiña le gusta vivir en la superficie cálida y húmeda de la piel y el pelo de los caballos. La realmente mala noticia es que la tiña no es legible en quién y qué vive. La tiña es una enfermedad zoonótica y puede transmitirse a cualquier miembro de su familia, humano o animal. Sin los procedimientos de higiene adecuados, la tiña se puede transmitir con bastante facilidad. El nombre médico de la tiña es dermatofitosis o tiña. Los caballos jóvenes, más viejos y los caballos en mal estado son los más afectados. La tiña no debe confundirse con las lombrices intestinales, que son un parásito interno, y es mejor guiarse por un programa de control de parásitos.

Síntomas

La tiña en los caballos puede parecer al principio secciones circulares de cabello. El pelo en el centro del parche se cae, dejando las típicas lesiones circulares que dan nombre a la piel. Las lesiones pueden aparecer primero en el sillín y la zona de la circunferencia donde la piel permanece húmeda por más tiempo y el contacto facilita su propagación. Las áreas sin pelo pueden lucir inflamadas y con incrustaciones de piel escamosa. La tiña puede comenzar como una o dos manchas, pero se propaga rápidamente. No se recomienda el cuidado una vez, ya que la limpieza puede propagar el hongo a otras partes del cuerpo.

Efectos

Si bien un caballo con tiña puede ser incómodo, la tiña es más una molestia que un daño. La tiña puede desaparecer en unas pocas semanas o meses después del brote inicial. Pero mientras tanto, la tiña puede propagarse a otros caballos, ganado, seres humanos y mascotas, ya que el hongo puede persistir en las paredes de los establos, cepillos, agarraderas y otros objetos con los que el caballo pueda entrar en contacto. Los caballos con tiña no serán bienvenidos en exposiciones y otros eventos. Es por eso que la mayoría de la gente prefiere tratar la enfermedad para que se cure más rápido. Una vez que un caballo se infecta con tiña, es poco probable que la vuelva a contraer.

 

Tratamiento

Las lesiones causadas por la tiña son lo suficientemente típicas como para que la afección de la piel se pueda diagnosticar a simple vista. Pero si tiene alguna pregunta, su veterinario puede raspar la piel y examinarla. Luego, el caballo será tratado con un lavado antifúngico. Algunos veterinarios pueden ofrecer afeitarse el área. Dado que el hongo persistirá en los cepillos del caballo, será pegajoso y resistente, todo debe lavarse con una solución antifúngica para evitar una mayor propagación. Es importante usar guantes durante el tratamiento y tener cuidado de no transmitir el hongo a otras personas o animales. Algunas personas tuvieron buenos resultados Remedios naturales que contienen ingredientes como aceite de árbol de té o soluciones que contienen yodo.

Prevención

Manteniendo el tuyo un caballo en buen estado de salud es la clave para evitar muchos problemas. Es una buena idea que cada caballo tenga sus propios alfileres y cepillos. Si se sospecha de tiña, el caballo debe mantenerse alejado de los demás hasta que desaparezcan las lesiones. Cualquier caballo nuevo que se lleve al establo debe inspeccionarse cuidadosamente y mantenerse separado si hay problemas de salud. Una buena higiene ayudará a prevenir la propagación del hongo.

Asegúrese de lavarse las manos, limpiar la ropa y las botas después de tratar o tratar al caballo con cualquier problema de piel.